domingo, 7 de septiembre de 2014

MENOS EMPLEADOS PÚBLICOS = PEORES SERVICIOS PÚBLICOS

León prescinde de 1.072 empleados públicos

La poda ha segado en dos años todas las áreas e instituciones, pero el mayor número de puestos se han suprimido en educación (406), en las entidades locales (207) y en el personal de las Fuerzas Armadas (109).

 
m. romero | león 08/09/2014
León tiene actualmente una plantilla de 29.449 empleados públicos, 1.072 menos que hace dos años, cuando el Gobierno instauró un severo plan de medidas para adelgazar las administraciones públicas. La nómina de trabajadores con sueldo público en la provincia sigue siendo mastodóntica, de manera que una de cada seis personas con empleo cobran del Estado, la Junta, la Diputación o de algún ayuntamiento. Es un sueldo público por cada 16 habitantes.
Según recoge el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, los recortes no se han producido por igual en todas las casas. Si el objetivo era podar, la administración más cumplidora ha sido la Junta de Castilla y León. En total ha prescindido de 573 empleados, la inmensa mayoría dedicados a la docencia. A este sector pertenecen 406 despedidos. Concretamente, ahora hay 260 maestros menos que hace dos años y 146 trabajadores de la Universidad de León.
En menor medida se ha tocado la plantilla de las consejerías, en las que trabajan 98 empleados menos que en 2012. La sanidad es, según la misma fuente, el área con menos afectados (69).
Pese a los recortes practicados en la Administración autonómica, esta institución sigue siendo el mayor vivero de empleos en la provincia, con 13.905 empleados.
Las instituciones que dependen del Estado también han adelgazado su nómina de empleados en absolutamente todas las áreas posibles. Hoy trabajan para la Administración central 8.065 ciudadanos de León. Hace dos años eran 8.357.
Aquí se ha notado notablemente la reducción de interinos. Éste ha sido uno de los recursos más utilizados por Gobierno y Junta. 131 empleados del personal que se encontraba en diferentes sedes ministeriales de León ya no forman parte de la nómina del Estado y lo mismo ha ocurrido con 98 trabajadores de las consejerías de Castilla y León. Son, no obstante, algunos de los departamentos o áreas en los que menos plantilla se ha recortado.
Los peor parados en este sentido son los miembros de las Fuerzas Armadas. El Estado ha reducido su número en más de un centenar durante estos dos años. Resulta llamativo que la tendencia también haya salpicado a este tipo de empleados públicos, sobre todo porque su evolución durante los últimos años fue espectacular gracias al aporte del gran número de mujeres y de ciudadanos no nacionales. En León se emplean en las Fuerzas Armadas un total de 2.453 personas.
Son muchos más en número que los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que en cojunto suman 1.901 efectivos. Es, junto a las agencias estatales y los entes públicos, el sector que menos ha sido tocado en estos años. Sólo ha perdido 21 efectivos. Tanto las agencias como los entes públicos tienen ocho empleados menos cada uno.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, anunciaba hace escasos días que en España la plantilla de empleados públicos no debía bajar más. A nivel nacional, hoy el número de empleados públicos es de 2.551.000, prácticamente la misma cifra que en el año 2004.
Por lo que respecta a Castilla y León, ésta se encuentra entre las comunidades autónomas con mayor número de empleados públicos por habitante y, aunque ha recortado, el número de empleados públicos es casi el mismo que antes de la crisis. Éste se situó en este territorio en 163.877 trabajadores, 344 menos que un año antes, con un descenso porcentual del 0,2%. La Administración del Estado emplea a 38.693 personas en la Comunidad, con un descenso del 2,3% respecto al arranque de 2013 (909 personas menos); y la Junta, a 84.547, con una rebaja del 1,3% (1.124 empelados menos). Asimismo, las universidades perdieron 115 empleados, el 1,4% de reducción, hasta los 8.268 trabajadores. Por el contrario, la Administración local contaba con 32.369 empleados, un 5,9% más que un año antes, que se traduce en 1.804 nuevas contrataciones.
El documento refleja que en el inicio de 2014, la provincia con un mayor número de empleados públicos era Valladolid, con 35.739, con un descenso del 0,6% en el último año. La provincia donde el número de empleados al servicio de la Administración, descendió más fue Zamora, un 2,6%, hasta los 10.906. Asimismo, también bajaron en Salamanca (23.542), un 0,9%; en Palencia (10.498); un 0,8%; en Soria (7.785), un 0,7%; y en Burgos (23.241), un 0,2%. Por el contrario, se elevaron en Ávila (10.906), un 1,7%, y en Segovia (11.811), un 0,6%.
La distribución de efectivos estatales en la Comunidad se concentraba en la Administración General, con 12.836, mientras que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contaban con 9.562 empleados; las Fuerzas Armadas, 9.061; la Administración de Justicia, 3.710; y los Entes Públicos, 3.524.
En cuanto a la Administración autonómica, las consejerías y sus organismos acumulan 20.204 empleados; a docencia no universitaria se dedican 30.648 personas; y a las instituciones sanitarias, 33.695.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada